ARTÍCULOSSitaraMagazine

100 AÑOS DE LAS APARICIONES DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

GUSTAVO VELUTINI LUNING @cinefilo50

Cada 13 de octubre resulta ser muy especial en el calendario católico, ya que la Iglesia Católica nos recuerda y conmemora la aparición de la Santísima Virgen a tres pastorcitos de la localidad de Coba de Iría, Portugal, surgiendo con ello la advocación de la Virgen de Fátima.

Este santuario mariano está de fiesta, por conmemorar el centenario de las apariciones, cuya fiesta comenzaron el pasado 13 de mayo, día en que se contó con la presencia del Papa Francisco, quien oficio la gran celebración litúrgica, incluyéndose en ello, la canonización de Jacinta y Francisco, dos de los videntes de Fátima. Millares de peregrinos se han dado cita en el santuario mariano, entre los que destacan el hoy SANTO Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI (actualmente retirado de la actividad papal).

Juan Pablo II visitó el santuario por primera vez el 13 de mayo de 1982, cuando le comunicó al mundo que fue La Virgen de Fátima , quien le salvó del atentado ocurrido en Roma, en 1981. Una visita llena de Fe y humildad, donde San Juan Pablo II presidió una gran celebración eucarística.

Él volvió en 1991 y en el 2000, en este último año el Papa beatificó a los videntes Francisco y Jacinta, en una emotiva misa a la cual asistió la tercera vidente, Sor Lucía.

LAS APARICIONES

Jacinta Marto, Francisco Marto y Lucía de Jesús, de siete, nueve y diez años de edad, fueron los niños escogidos por la Santísima Virgen María para ver, recibir y transmitir el mensaje de conversión, oración y de paz, dado por la Madre de Dios. La primera aparición ocurre el 13 de mayo de 1917, cuando estos tres pastorcitos observan a una Señora Vestida de Blanco , quien con una voz muy dulce les pide que recen el Santo Rosario, por la conversión de todo ser humano y por la paz de la humanidad.

Esta primera aparición en lugar de inquietar a los infantes, más bien fue para ellos un momento de mucha alegría y grandes deseos de complacer a la Señora. Es así como Lucía, Francisco y Jacinta comienzan a rezar más y más, por la humanidad. Al conocerse la noticia de las apariciones, muchos tomaron por locos a Lucia, Francisco y Jacinta, e incluso las autoridades civiles cercanas del pueblo de Coba de Iría, los apresan, con el fin de que desmintieran todo. La coherencia de las palabras fue una constante en los videntes como su resaltada alegría, a la hora de referirse a la Señora Vestida de Blanco , permitió que en todo su entorno creyesen más y más en las apariciones. Pero aun existían muchos incrédulos, lo que sin duda mortificaba a estos privilegiados niños.

Es entonces cuando los niños solicitan a la Señora Vestida de Blanco , prueba palpable de su presencia en la tierra, cuya solicitud la formulan en su tercer encuentro con Ella. Debido a esta petición, la Santísima Virgen María les promete que para el mes de octubre, algo sucedería.

En total fueron siete apariciones, todos los 13 de cada mes (de mayo a octubre), es destacar que seis encuentros se sucedieron exactamente donde está ubicado la Capilla de las Apariciones (o Capelinha das Aparições). En el mes de agosto, la aparición fue Valinhos, muy cerca de la pequeña encina sobre la cual la Virgen se manifestaba. En dicho lugar, hay una figura que muestra a un Ángel de la Paz (o Ángel de Portugal). Efectivamente el 13 de octubre de 1917, fue el gran día , ya que aconteció lo impensable: la Danza del Sol . Un milagro palpable, en el que el sol comenzó a girar en el cielo, y todos los presentes miraron sin problemas, en fin un Milagro visto por más de setenta mil personas.

Este signo de Fe fue el punto culminante, para que las autoridades del mundo católico, diesen su visto bueno a esta Bella, Reconciliadora y Amorosa aparición .

Otra señal que certificó la veracidad de las apariciones de la Santísima Virgen en Cova de Iría, fue que ELLA le anuncio a Lucía, que Francisco y Jacinta fallecerían a muy temprana edad. Además la Santísima Virgen les permitió a los niños que vieran el horror del infierno, para que con su testimonio, muchos pecadores se conviertan y acudan al sacramento de la confesión con un sacerdote.

Por todo ello y más la Misericordia de Dios se manifiesta, por medio de los mensajes marianos, que invitan e insisten en que todos han de acudir al sacramento de la confesión con el sacerdote, momento en que la persona confiesa los pecados cometidos, además, está el aceptar con humildad la penitencia impuesta (o lo que considere el sacerdote), y hallar la firme convicción de más nunca pecar.

TRES MENSAJES

La Virgen les anunció a los videntes la conversión de Rusia, constituyéndose en el primer secreto develado. El segundo secreto de Fátima, fue el anuncio de la finalización de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la Segunda. El tercer secreto, se reveló bajo el pontificado de Juan Pablo II, el cual consistió en un intento de asesinato a un Papa; cuya profecía que se cumplió en Roma, en la persona del Papá Viajero , el hoy SANTO Juan Pablo II.

Por todo lo descrito anteriormente y gracias a la Danza del Sol , la Iglesia Católica reconoció las Apariciones en Fátima. Por lo tanto se procedió a la construcción de una gran Basílica, que se inició en 1928 y se inauguro en 1953, cuyo sencilla obra es llamada Basílica de Nuestra Señora del Rosario.

En dicha iglesia reposan los restos del primer Obispo de Leiría, José Alves Correia de Silva. Paralelamente, en el ala izquierda de la basílica - en una de las naves cercanas al altar mayor-, se encuentran los sepulcros de los tres videntes. Al lado izquierdo están Jacinta y Lucia. En cambio Francisco Marto se halla a la derecha del altar mayor.

Jacinta falleció en el Hospital de de D Estefanía en Lisboa el 20 de febrero de 1920, a la corta edad de diez años y Francisco el 4 de abril de 1919.

Tanto Jacinta como Francisco vivieron para la oración y penitencia, sus causas de beatificación comenzaron en 1952, fue en 1989 cuando la iglesia los declaro venerables , y en el 2000, fueron proclamados Beatos , por San Juan Pablo II. Hoy por hoy, ya son SANTOS , cuyo anuncio ocurrió el pasado 13 de mayo, cuya ceremonia la presidio el Papa Francisco.

Tras el fallecimiento de Jacinta y Francisco, la tercera vidente, Lucia de Jesús, optó por ingresar la Orden de las Carmelitas Descalzas, viviendo su Fe por 57 años más. Su muerte ocurre en Coímbra, Portugal, el 13 febrero del 2005, a la edad de 97 años.

El cuerpo de Lucia de Jesús Rosa dos Santos, o sea de la Hermana María Lucía de Jesús y del Inmaculado Corazón, reposa actualmente al lado de Jacinta, en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en el Santuario de Fátima (Cova de Iría). Actualmente en Fátima se cuenta con una nueva Iglesia, siendo la Basílica de la Santísima Trinidad.

Fátima un sitio de oración

Hoy por hoy el Santuario de la Virgen de Fátima al igual que Lourdes, son lugares sencillos y llenos de historias de fe, curaciones y conversiones, donde la presencia de la Santísima Virgen María se respira y se siente.

El visitante en Fátima, no solo acude a las basílicas, sino también al sitio exacto de la aparición, justo donde está la Capilla de las Apariciones, paralelamente, se puede ir al pueblo donde vivieron los 3 pastorcitos, sitio en el que se conservan sus casas y recuerdos de todos. En la Capilla de las Apariciones se realiza noche a noche el Santo Rosario y al término de ello, se saca en procesión una imagen de Nuestra Señora de Fátima. Igualmente, se oficia misa en todos los idiomas, debido al gran número de peregrinos que se dan cita en Fátima.

La fiesta de la Virgen de Fátima es universal, siendo pregonada por muchísimos devotos, que invitan a todos al rezo del Santo Rosario y a la conversión sincera. Toda una fuente de Fe, que ayuda al ser humano a vencer el pecado (si dicha persona se consagra al Corazon Inmaculado de la Virgen Maria), además, se otorga bendiciones a los enfermos y es guía para que la humanidad, se encamine por la senda de paz y de la salvación eterna, dejándose de la lado las malas ideas del comunismo, la santería, el egoísmo y la herejía.

La iglesia nos regala la INDULGENCIAS PLENARIA

Por los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal, el Papa Francisco ha resuelto conceder la indulgencia plenaria por el centenario de la aparición de la Santísima Virgen María, bajo la advocación de Fátima.

¿Cómo se obtiene la indulgencia plenaria?, primero que nada los fieles deben cumplir con las condiciones habituales: confesarse con un sacerdote católico, comulgar y rezar por las intenciones del Santo Padre, el Papa Francisco.

Más allá de esta fórmula a cumplir sinceramente, debe seguirse con atención lo que el secretario de la rectoría del Santuario de Fátima en Portugal, André Pereira, ha comunicado bajo el título: 3 maneras de cómo acceder a las indulgencias plenarias .

1.- Peregrinar al Santuario

Lo primero, es quien acuda a Fátima como peregrino, donde deberán participar en una celebración eucarística u oración dedicada a la Virgen. Además de ello los fieles deben rezar el Padrenuestro, recitar el Credo e invocar a la Madre de Dios.

2.- Tener un momento de oración ante una imagen de la Virgen de Fátima, en la iglesia que este

Esta segunda forma se aplica para los fieles piadosos que visitan con devoción una imagen de Nuestra Señora de Fátima, ubicada en cualquier iglesia. Debe visitarse todos los días de los aniversarios de las apariciones, o sea cada de 13 de cada mes, de mayo hasta octubre (de 2017). Siempre buscando participar en alguna celebración eucarística y ofrecer, una oración en honor de la Virgen María.

Esta segunda forma, da la posibilidad de que esta indulgencia plenaria se extienda por todo el mundo. Porque se sabe que en todas las iglesias hay una imagen de la Virgen de Fátima, porque Ella está en todas partes. Igualmente se debe rezar un Padrenuestro, el Credo e invocar a la Virgen de Fátima.

3.- Ancianos y enfermos

La tercera forma de obtener una indulgencia se aplica a las personas que por la edad, enfermedad u otra causa grave estén impedidos de movilizarse.

Pueden rezar ante una imagen de la Virgen de Fátima y deben unirse espiritualmente en las celebraciones jubilares (siguiéndola por la televisión), todos 13 de cada mes, entre mayo y octubre de 2017.

Además estas personas tienen que ofrecer con confianza a Dios misericordioso, a través de María, sus oraciones y dolores o los sacrificios de su propia vida, para ganar la indulgencia.

En fin, un regalo de Misericordia para todas las almas de los fieles cristianos, en fin, nunca es tarde para volver a la Misericordia de Jesús y María.


0 COMENTARIOS

AGREGAR COMENTARIO