Los niños felices de la República Popular Democrática de Corea

Los niños felices de la República Popular Democrática de Corea

Bajo el principio de «lo mejor para los niños», el Estado y la sociedad de la República Popular Democrática de Corea se encargan de todos los necesarios para la crianza y la educación de los niños.

Los beneficios estatales y sociales para los niños se aplican imparcialmente sin distinción de la cantidad y calidad de la ocupación y el trabajo de sus padres.

 Por doquier del país se acondicionaron las casas-cuna con régimen diario para las trabajadoras y las otras y los jardines infantiles con régimen semanal para las mujeres ocupadas tales como periodistas, profesoras, investigadoras, médicas, etc.

Brindan todos los beneficios para que los niños crezcan felices ejerciendo a su antojo sus derechos en la enseñanza, la salud pública y las demás esferas.

En el hospicio y orfanato crecen los huérfanos a cargo del Estado.

Los niños que viven muy lejos de la zona poblada tales como lugar montañoso o isla separada y los otros minusvalidos también crecen sanos floreciendo a sus anchas sus talentos.

Todas las asistencias médicas para proteger y mejorar la salud de los niños son gratuitas según el sistema de asistencia médica gratuita general.

Las casas-cuna y jardines infantiles prestan atención a la suministración nutritiva de los niños y cientifizan la crianza.

Sobre todo, en los jardines infantiles se realizan de modo sistemático la educación para desarrollar la inteligencia de los niños, darles abundante sentimiento y talento artístico y forjar sus fuerzas físicas.

En el período de la educación preescolar obligatoria de un año les enseñan los preparativos para recibir la educación escolar, o sea el método de escribir y calcular.

Consolidan y desarrollan más el sistema de la enseñanza obligatoria general de doce años y el de asistencia médica gratuita para que ellos crezcan sanos en lo espiritual y moral y robustos en lo físico.

A través del ordenado sistema estatal de suministración, en la RPDC se suministran satisfactoriamente los alimentos, juguetes, equipamientos escolares, medicamentos, instalaciones y otros necesarios para la crianza y educación de los niños.

Al definir agosto y septiembre como meses de apoyo a la casa-cuna y jardín infantil, se realizan en estos meses las labores para mejorar las condiciones de vida de los niños bajo la atención de toda la sociedad y todo el Estado.

Este ventajoso régimen de crianza y educación está garantizando legalmente según la ley de crianza y educación de los niños de la RPDC, aprobada el 29 de abril de 1976 por el Presidente Kim Il Sung en el sexto período de sesiones de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema.

Bajo la atención del Máximo Dirigente Kim Jong Un es radiante el futuro de los niños coreanos y los niños coreanos crecerán como protagonistas del futuro dotados de ricos conocimientos, nobles virtudes y buena salud.

Ana Teresa Delgado de Marin

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No dejes de leer x

Share via
Copy link
Powered by Social Snap