Eterno amigo de la humanidad progresista

Eterno amigo de la humanidad progresista

Cada año, con motivo del 8 de julio, en muchos países se celebran diversas ceremonias y actividades en memoria del presidente Kim Il Sung (15 de abril de 1912 – 8 de julio de 1994), líder eterno de la RPDC. Han pasado 27 años desde su fallecimiento, mas el mundo entero lo recuerda vívidamente.

La idea Juche creadas por el presidente Kim Il Sung sirve de guía inquebrantable para muchos países y pueblos que aspiran una vida soberana y una sociedad independiente.

Recordemos que el siglo XX fue una época de convulsión marcada por las luchas de liberación de los pueblos oprimidos contra el colonialismo y la dominación a escala global, pero también por un enfrentamiento extremo entre socialismo y capitalismo.

La República Popular Democrática de Corea, a pesar de ser un país pequeño en territorio, ha logrado enormes avances para mantenerse firme frente a la presión de las grandes potencias, ganándose así la admiración de muchos países. La idea Juche, por ser la fuerza impulsora del desarrollo independiente de la RPDC, rápidamente atrajo la atención mundial.

Los pueblos oprimidos y los pueblos recién independizados han aceptado para sí esta Juche que considera que las masas populares son los dueños de la revolución y del desarrollo del país y tienen la fuerza para impulsarlas, es decir que cada uno es el dueño de su propio destino y tiene la fuerza para forjarlo.

La teoría de la idea Juche de que en el mundo puede haber países grandes y pequeños, pero jamás países que dirigen u obedecen a otros se ha extendido hasta a países de Europa.

Con la propagación de la idea Juche se abrió en el escenario internacional una nueva era de la independencia, donde los países recién independizados y los países no alineados ejercen gran influencia en la arena política internacional con dignidad y soberanía.

Si los pueblos progresistas nunca olvidan al presidente Kim Il Sung es porque ayudó sinceramente a los pueblos de Asia y África en su lucha por la liberación nacional contra el imperialismo y por la construcción de una nueva sociedad.

El presidente Kim Il Sung recibió en audiencia a muchos líderes de partido y jefes de estado del mundo para mostrarles cómo construir una sociedad nueva e independiente así como las experiencias y lecciones de Corea. Por otro lado no vaciló en darles asistencia material y moral a la lucha de liberación nacional de los países de Asia y África. A pesar de las dificultades que atravesaba el país, extendió sinceras ayudas a la lucha antiimperialista del pueblo de Vietnam, Cuba, Siria, Egipto y otros países árabes.

Para muchas africanas que recién conquistaron la liberación les ofreció técnicos de diferentes campos, equipamientos y materiales de construcción que les sirvieron alcanzar el desarrollo independiente: Gracias a los técnicos coreanos, en varios países africanos se introdujeron nuevos e innovadores métodos agrícolas, se han construido canales de riego y se han surgido arquitecturas monumentales y establecimientos industriales.

El presidente Kim Il Sung quien ha brindado sinceras y desinteresadas ayudas a los pueblos progresistas que aman la soberanía y aspiran a vivir y desarrollarse de forma independiente es recordado como eterno amigo de aquellos pueblos.

Ana Teresa Delgado de Marin

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No dejes de leer x

Share via
Copy link
Powered by Social Snap