Tiene lugar I Cursillo de Comandantes y Comisarios Políticos del EPC

Tiene lugar I Cursillo de Comandantes y Comisarios Políticos del EPC

Lo dirige el estimado compañero Kim Jong Un

Tuvo lugar desde el día 24 hasta el 27 de julio en esta capital de la revolución el I Cursillo de los Comandantes y Comisarios Políticos del Ejército Popular de Corea bajo la dirección del estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea.

El Comité Central y la Comisión Militar Central del PTC organizaron la presente cita de los cuadros militares y políticos de todo el ejército con el propósito de elevar aun más el poderío militar y político y el espíritu revolucionario de lucha del EPC, eje del potencial de defensa nacional y fuerzas armadas revolucionarias del Partido, y dar a entender de nuevo a los cuadros militares y políticos las importantes ideas estratégicas y tácticas militares del Comité Central del Partido, y el rumbo y orientaciones sobre la construcción del ejército, convenientes a las exigencias de la situación cambiada.

El cursillo, que se abre por primera vez en la historia del EPC, dio su enfoque a convertir las unidades de todos los niveles y otras combinadas del EPC, inclusive las de gran dimensión, en los destacamentos invencibles y fuertes en lo ideológico y político y fieles a la guía del PTC y despertar la conciencia de los cuadros militares y políticos, estimularlos y rearmarlos generalmente para que ellos cumplan con su responsabilidad y papel de medulares en ejecutar esa tarea honrosa.

Participaron en el cursillo los comandantes y comisarios políticos de todos los tipos de ejército, cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos del EPC, los integrantes de la Comisión Ejecutiva del Comité del PTC en el EPC, los funcionarios de la Dirección Política General y el Estado Mayor General del EPC, y los del Ministerio de Defensa Nacional de la RPDC.

Estimado compañero Kim Jong Un pronuncia discurso de apertura y dirige la primera jornada

Se inició el día 24 el I Cursillo de Comandantes y Comisarios Políticos del EPC que marcará otro hito importante para el fortalecimiento de las fuerzas armadas revolucionarias del tipo Juche.

Cuando el Secretario General del PTC, Kim Jong Un, llegó a la Casa Cultural 25 de Abril, sede del cursillo, para dirigirlo, le recibieron los comandantes del EPC.

Se efectuó ahí una ceremonia de acogida militar al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC.

Se interpretó solemnemente el himno nacional de la RPDC y el Comandante Supremo recibió el parte de recepción del jefe de la Guardia de Honor del EPC.

Luego de pasar revista a la Guardia de Honor, los comandantes de todos los tipos de ejército y de las unidades del nivel de cuerpo y los estandartes militares de las grandes unidades combinadas, el Secretario General se reunió con altos mandos del ejército.

Los cuadros militares y políticos de las unidades y otras combinadas, incluyendo las de gran tamaño, dieron cálida bienvenida y rindieron el homenaje más sublime al Secretario General del PTC y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la RPDC quien con su destacada y probada orientación defiende firmemente la seguridad del Estado y el pueblo y les conduce a la única senda de victoria y gloria.

Cuando él salió a la tribuna acompañado por el jefe del Estado Mayor General, Pak Jong Chon, el jefe de la Dirección Política General, Kwon Yong Jin, el ministro de Defensa Nacional, Ri Yong Gil, y los jefes de las grandes unidades combinadas del EPC, todos los participantes le acogieron con estruendosas vivas.

Estaban muy emocionados los cuadros militares y políticos por el gran honor de ver al entrañable y respetable Comandante Supremo quien propuso el gran cursillo nunca visto en la historia del EPC y salió para dirigirlo.

En el discurso de apertura, el Secretario General dijo que en estos momentos en que todos los habitantes del país libran una lucha dinámica por la nueva victoria de la revolución, se abre el I Cursillo de Comandantes y Comisarios Políticos del EPC en vísperas del significativo día de victoria en la guerra, y aclaró el objetivo de la presente cita, la primera del EPC después del VIII Congreso del Partido.

El CC del Partido concede una importancia especial al fortalecimiento de todos los tipos de ejército, cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos del EPC en superar las severas dificultades interpuestas en el trayecto de avance de la revolución y lograr nuevas victorias, señaló.

Extendió cordial saludo combativo a todos los militares del EPC diciendo que no había olvidado ningún momento a los cuadros militares y políticos de las unidades a todos los niveles que trabajan con abnegación en la línea avanzada por el aumento de la capacidad militar y en los campos de batalla por la prosperidad de la patria y la felicidad del pueblo.

Si se preparan bien todas las divisiones, brigadas y regimientos del EPC, no tendremos nada que temer ante ninguna amenaza y tampoco habrá problemas para el avance victorioso de la revolución coreana, destacó y agregó que deben esforzarse más que nunca los comandantes de todos los tipos de ejército, los jefes de los cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos y los demás comandantes y comisarios políticos del EPC. Y analizó detalladamente la capacidad de mando operacional, el nivel de administración de unidades y las cualidades políticas y profesionales de los cuadros militares y políticos.

Enseñó que los cuadros militares y políticos del EPC deben revisar y hacer balance serio de las labores de sus unidades, intercambiar buenas experiencias y buscar los remedios para superar los defectos y desviaciones, dándose cuenta del propósito del Comité Central y la Comisión Militar Central del PTC que han organizado el presente cursillo.

Apuntó que a través del cursillo, los comandantes militares y comisarios políticos de todos los niveles deben comprender la importancia de fortalecimiento de los tipos de ejército, cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos y el rumbo de política y orientaciones del Partido sobre la construcción militar, encontrar los métodos para implementarlos y realizar ingentes esfuerzos por aprender más aprovechando esta ocasión como valiosa oportunidad para la autoeducación revolucionaria.

Declaró la apertura del cursillo expresando la seguridad de que la cita será un importante punto de partida de la formación revolucionaria de los cuadros militares y políticos del EPC como verdaderos miembros de mando de las fuerzas armadas revolucionarias del PTC, y un motivo de salto trascendental para aumentar al máximo la capacidad operacional y de combate y el poderío político y militar de las unidades.

Luego, presentó el informe de la ocasión el vicemariscal del EPC Kwon Yong Jin, miembro del Buró Político del Comité Central y de la Comisión Militar Central del PTC y jefe de la Dirección Política General del EPC.

El orador se refirió a que en el período importante y clave de la revolución coreana, el Secretario General organizó el cursillo de gran dimensión de los comandantes y comisarios políticos de todos los tipos de ejército, cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos del EPC en ocasión del día de victoria en la guerra, con el noble propósito de glorificar de generación en generación las imperecederas hazañas del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il realizadas en su dirección militar y preparar a los comandantes, miembros medulares del EPC, como auténticos cuadros militares y políticos del ejército partidista, dotados de elevada conciencia política, modo de trabajo revolucionario y nobles virtudes morales.

Gracias a las hazañas militares del Presidente y el Dirigente, el primero fundador y ambos constructores del ejército revolucionario del Partido, el EPC pudo recorrer el trayecto de su desarrollo orgulloso, dijo y agregó que el Partido y la patria aprecian mucho hoy también a las unidades guardias y los comandantes militares y políticos de la generación anterior que realizaron notables méritos de combate y proezas apoyando con fidelidad la guía de los líderes antecesores.

Recalcó que gracias al estimado compañero Kim Jong Un, otro invencible comandante de acero y gran líder del Partido, el Estado y pueblo de Corea, brillan más las hazañas del Presidente y el Dirigente hechas en su guía sobre el ejército. Prosiguió que bajo la destacada dirección del Secretario General, el EPC se moderniza a toda velocidad en los últimos años demostrando sin reservas su ímpetu combativo y poderío invencible en la primera línea de defensa del Estado y de la construcción socialista.

El informante analizó concretamente los principales errores observados en el trabajo de las unidades a todos los niveles y los cuadros militares y políticos por la implementación de la línea y política militares del Partido y sus causas.

Insistió en que en acato a la resolución del VIII Congreso del Partido y las tareas políticas presentadas en las importantes reuniones partidistas, todos los participantes deben consolidar por todos los medios la capacidad combativa de las unidades de todos los niveles y elevar el nivel ideológico y político y el militar y profesional de sí mismos a través del presente cursillo.

Acto seguido, se produjeron intervenciones.

Volviendo a ponerse conscientes de su importantísima misión y responsabilidad de cuadro militar y político del ejército revolucionario del partido, los participantes escucharon con seriedad las intervenciones que reflejan las experiencias y lecciones adquiridas en el fortalecimiento de las unidades.

Estimado compañero Kim Jong Un pronuncia un programático discurso de conclusión en la segunda jornada

A continuación de la reunión de primera jornada, prosiguieron las intervenciones en su segunda jornada.

La reunión transcurrió cuando se hacen más contundentes la decisión ideológica y el entusiasmo de los cuadros militares y políticos por hacer balance general de sus trabajos ante el Comité Central del Partido, armarse más firmemente con la línea y política militares del Partido y cumplir con su alta responsabilidad y deber.

Los intervencionistas hablaron de los éxitos y experiencias alcanzados en sus quehaceres, orientados a preparar sus unidades como pelotón suicida en defensa del CC del Partido reeditando el noble espíritu de los soldados héroes del tiempo de guerra, formar a los militares como los capaces de aniquilar a solas a cien enemigos e impulsar todos los preparativos para la batalla decisiva, así como en la mejora de condiciones de vida de los uniformados y la construcción de grandes objetos.

Fueron analizados y criticados seriamente en las intervenciones los defectos que se observan en el entrenamiento combativo y político, la administración de unidades, la educación a los soldados y otras labores políticas y militares.

Los cuadros militares y políticos tomaron la firme decisión de ser los fieles de verdad que trabajen tenazmente por cumplir las órdenes del partido y apoyen incondicionalmente la guía de su CC dando continuidad a la tradición de fidelidad e indoblegable espíritu de lucha de los oficiales triunfadores de guerra, registrados en la orgullosa trayectoria de sus unidades.

En la ocasión hubo la evaluación sobre las unidades que se distinguen en la elevación de la combatividad, el establecimiento de disciplina militar y la mejora de la vida de los militares, en pleno acato a la política militar del Partido.

Todos los participantes acogieron el más precioso y significativo momento que todos ellos esperaban con ansia.

Cuando el Secretario General se acercó a la mesa con micrófono, toda la audiencia se puso tan conmovida por poder recibir del General Insigne las valiosas teorías y gran programa para la construcción militar.

Él pronunció un programático discurso de conclusión sobre las importantes tareas combativas de carácter revolucionario, asignadas al EPC en el tiempo actual para llevar a la práctica la línea y orientaciones del Partido en materia de la construcción militar, y sobre los problemas planteados en el cursillo.

Ante todo, explicó el propósito de la organización del presente cursillo que se abre por primera vez en la historia del ejército.

Dijo que el presente conclave se ha organizado con el objetivo de elevar decisivamente el papel de los comandantes y comisarios políticos de las unidades a todos niveles en su empeño por materializar de manera exacta y estricta la línea y tarea de transformar el EPC en tropas elites y poderosas, presentadas en el VIII Congreso del PTC.

Prosiguió que los comandantes de las unidades y las combinadas y sus comisarios políticos son los cuadros medulares que forman el pilar de nuestras fuerzas armadas revolucionarias y dirigen en la campaña sus unidades según la intención operacional de la Comandancia Suprema.

Por esta razón, prepararlos bien y rearmarlos constantemente devienen la orientación estratégica que mantiene invariablemente el partido en la modernización del ejército, acotó.

Citando el motivo de organización del presente conclave con motivo del día de victoria en la guerra, subrayó que es importante grabar más profundo en el alma y reproducir en la realidad la tradición de gran victoria en la guerra hoy en día cuando están interpuestos los desafíos inauditos y múltiples pruebas y hace falta superarlos con la férrea voluntad y la decisión resuelta.

La continuación de la revolución no es un simple cambio de la generación sino la sucesión del indoblegable espíritu de lucha y el mismo manifestado por los miembros de la generación triunfadora de guerra es lo que se debe heredar íntegramente para que no se desvanezca ni se decolore con el paso del tiempo, aseveró.

En su discurso, él presentó la tarea general para el fortalecimiento de las unidades, las combinadas y otras de gran dimensión.

La tarea general para todas las unidades del EPC es prepararse como invencible destacamento combativo, que sea infinitamente fiel a la causa del PTC, enseñó.

Continuó que esto significa convertir las unidades en los colectivos ideo-políticos, que sigan y obedezcan incondicionalmente la idea y orientación del PTC y realizar todas las operaciones y combates, la administración de unidades y vida militar de los oficiales y soldados según la política, modo y propósito del Partido.

Exigió al EPC, fuerzas armadas del partido, orientar todas sus actividades político-militares a manifestar la voluntad y fuerza del Partido, concordarlas con su propósito y llevar a la práctica su requerimiento.

Aclaró los problemas de principios y tareas a ser mantenidos en el establecimiento estricto del sistema de dirección única del partido en el EPC.

Enseñó que las unidades a todos niveles deben tomar todos los motivos y procesos de las labores políticas partidistas y asuntos militares como el curso de defender la idea y autoridad del partido y afianzar la seguridad del Estado y establecer con más firmeza el temperamento militar revolucionario de aceptar de inmediato y materializar a toda costa las órdenes del CC de Partido.

Los comandantes y los comisarios políticos han de concentrarse en completar los preparativos encaminados a hacer frente activo y ofensivo a cualesquier provocaciones militares de los enemigos, lo cual es la orden suprema que han asignado al ejército el partido y la revolución y además deviene la tarea de primer orden que nadie puede sustituir y que los comandantes deben cumplirla a costa de su vida, apuntó.

La actual situación en que las fuerzas hostiles recurren persistentemente a los frenéticos simulacros de carácter agresivo y siguen aumentando sistemáticamente la capacidad de ataque preventivo a nuestro Estado y los armamentos, hace más fuertes la decisión y voluntad del EPC de acabar de raíz con el círculo vicioso de la agravación de tensión, aseveró.

Todos los cuadros militares y políticos tienen que dar mayor impulso al incremento de la combatividad de sus unidades sin olvidar ni un momento que la primera pauta de evaluación de su fidelidad al Partido y la revolución, su capacidad y el resultado de su trabajo reside en perfeccionar los preparativos para cumplir exactamente la misión en una operación del tiempo de guerra.

El Secretario General presentó la tarea de levantar una oleada de ejercicios militares en las unidades a todos los niveles ateniéndose a la orientación de 5 puntos para producir una innovación en el entrenamiento y aclaró detalladamente los remedios para mejorar las condiciones de servicio de los militares.

En cuanto a la necesidad de intensificar la educación ideológica en el ejército, destacó la importancia de hacer a los militares movilizados en la construcción socialista tener el orgullo y dignidad como creadores de la felicidad del pueblo, defensores de la confianza del pueblo en el Partido y componentes de la unidad monolítica.

Es necesario desarrollar entre los militares la educación para poner de pleno manifiesto los rasgos tradicionales de la unidad cívico-militar para que ellos respeten y amen siempre al pueblo como a sus padres y hermanos y defiendan a riesgo de la vida su seguridad y bienes, indicó.

Insistió especialmente en mejorar las cualidades, el nivel, la responsabilidad y el papel de los cuadros militares y políticos.

Los comandantes y comisarios políticos deseados por el Partido son los armados con la idea del PTC y los cuadros militares y políticos herederos de la tradición de fidelidad al PTC y dotados de la diestra manera de trabajo y temperamento de lucha tenaz, atributos del PTC, precisó.

Dijo que la fidelidad al CC del Partido constituye la vida y símbolo principal para los comandantes del EPC, ejército partidista revolucionario, y agregó que los jefes y los comisarios políticos de las unidades, las combinadas y otras de gran dimensión deben ser hombres de firme convicción y obligación moral, los fuertes en la ideología y los comandantes valientes que desaten pánico a los enemigos sólo con oír su nombre y luchen por el PTC y la revolución coreana hasta la última gota de sangre compartiendo la idea, propósito y destino con su Partido en cualquier coyuntura adversa y pruebas.

Los cuadros militares y políticos deben materializar sin ningún defecto las tareas militares y políticas presentadas en el VIII Congreso del Partido, los plenos de su Comité Central y las reuniones ampliadas de la Comisión Militar Central del Partido y movilizar con dinamismo a las masas militares poniéndose al frente de sus filas, apuntó.

Ratificó que el partidismo y la conciencia política devienen la pauta principal que determina las cualidades de un comandante del EPC e instruyó analizar, juzgar y tratar con acierto todos los problemas surgidos en las actividades militares y en la labor política partidista a raíz de la política del Partido, esforzarse de manera consciente por estar al tanto de la idea y políticas del Partido y marcar el paso con el Partido, así como participar a conciencia en la vida organizativa e ideológica del Partido.

Además, les incumbe a los cuadros militares y políticos la tarea de mejorar su capacidad práctica y temperamento de lucha tenaz, subrayó.

Añadió que todos los comandantes deben realizar incansables esfuerzos por superar el límite de su nivel y capacidad actuales y prepararse como cuadros del tipo de ejecutor que obtengan notables resultados dando pruebas de su coraje y empeño audaz y su inagotable pasión y valentía para alcanzar las metas elevadas.

Hay que diseñar y organizar con audacia todos los trabajos con la decisión ambiciosa de convertir la unidad asignada por el Partido en el destacamento listo para pelear uno contra cien enemigos y afamado por todo el ejército, y poner en pleno juego el espíritu de sacrificio y el de servicio abnegado para el respecto, especificó.

Los cuadros militares y políticos deben combinar bien los asuntos militares con los políticos uniéndose sólidamente en lo ideo-volitivo y con el amor al hombre y realizar esfuerzos constantes por tener la diestra manera de trabajo y nobles rasgos morales, adecuados a los comandantes de ejército revolucionario, instruyó.

El Secretario General destacó la importancia de la posición y deber de la Dirección Política General, el Estado Mayor General y el Ministerio de Defensa Nacional en el fortalecimiento de todo el ejército, y dilucidó los remedios para orientar la labor política partidista y los asuntos militares a materializar estrictamente las tareas combativas presentadas al EPC por el CC del Partido.

Enseñó dinamizar en todas las unidades los movimientos masivos como el por el título de Séptimo Regimiento de O Jung Hup y el por la Bandera Roja de las Tres Revoluciones, de manera que se mejoren radicalmente la preparación política e ideológica y los rasgos espirituales y morales de los comandantes y uniformados y se consolide aun más la combatividad de las unidades.

Puede ser mantenida y desarrollada la orgullosa tradición de victoria de las fuerzas armadas revolucionarias sólo por la firme lucha y esfuerzos abnegados de los comandantes de nueva generación fieles a la orientación del Partido, recalcó y expresó la seguridad de que todos los cuadros militares y políticos se empeñarán por traer un avance decisivo en el establecimiento estricto del sistema de dirección única del CC del Partido sobre el ejército, el perfeccionamiento de los preparativos para hacer frente a la guerra, y la mejora de las condiciones de vida de los militares.

Por último, el Secretario General exhortó fuertemente a todos, unidos firmemente en torno al CC del PTC, organización política orientadora, a luchar con dinamismo por la tranquilidad y prosperidad eterna de la patria gloriosa, por el gran pueblo, por el fortalecimiento del Ejército Popular y por la nueva victoria de la revolución.

Al recibir con cortesía el valioso programa del Secretario General, todos los participantes lo guardaron en lo profundo de corazón expresando profundo agradecimiento al Gran Hombre que enseñó el remedio de victoria.

La conclusión programática del Secretario General, que sintetiza la destacada idea militar y la teoría de construcción de un ejército poderoso y está penetrada por la gran confianza y amor a los cuadros militares y políticos y los uniformados, sirve de valioso documento revolucionario que aclara la guía para fortalecer el EPC como invencibles fuerzas armadas fieles a la causa del PTC y defensor fidedigno de la patria y el pueblo.

Se imparte el cursillo intensivo para los participantes

Se impartió en la tercera jornada el cursillo para cumplir cabalmente las tareas combativas presentadas por el Partido, al asimilar el noble espíritu y temperamento de lucha manifestados por los comandantes de las unidades guardias en el tiempo de guerra y los remedios para el mejoramiento de la labor militar y política de las unidades.

En la ocasión se abordaron el tema de fortalecer las unidades como firmes defensoras del CC del Partido aprendiendo el espíritu de defensa a ultranza al líder, demostrado por la generación triunfadora de la guerra, el de impulsar los preparativos perfectos para responder a cualquier forma de guerra con el indoblegable espíritu de lucha heroica y de defensa de la patria, manifestado por los soldados del EPC en el período de Guerra de Liberación de la Patria, y el de hacer reinar en todas las unidades el estilo revolucionario de lucha y vida, creado por la misma generación.

Los oradores señalaron que todos los cuadros militares y políticos del EPC deben prepararse como los fuertes en la ideología y convicción, primeros escoltas y resueltos combatientes revolucionarios que confían sólo en el Comité Central del Partido, lo defienden a riesgo de la vida y cumplen incondicionalmente sus órdenes, al igual que los comandantes de origen de la Guerrilla Antijaponesa que habían apoyado con fidelidad la dirección del Presidente Kim Il Sung en aquellos días de la Guerra de Liberación de la Patria.

Abogaron por mejorar constantemente la capacidad de mando operacional de los cuadros militares y políticos para que sus unidades puedan cumplir la misión de combate en cualesquier circunstancias, intensificar los entrenamientos de las unidades, mantener siempre el estado de movilización de los uniformados, armamentos y materiales y equipos técnicos de combate y establecer la estricta disciplina militar.

Luego, fueron mencionados los asuntos prácticos para materializar en la labor militar y política de hoy el indoblegable espíritu revolucionario y el temperamento de lucha tenaz, creados en el período de la enconada Guerra de Liberación de la Patria, y se presentaron las experiencias de las unidades sobresalientes.

A través del cursillo, los participantes aprendieron los métodos y experiencias obtenidas en convertir las unidades en los destacamentos selectos armados con la política militar del Partido y dispuestos de la invencible capacidad combativa y consiguieron el nutrimento ideo-espiritual necesario a autoeducarse como comandantes del ejército partidista revolucionario y mejorar su estilo de trabajo y cualidades.

Estimado compañero Kim Jong Un pronuncia palabra de clausura

Quedó clausurado el día 27 en su cuarta jornada el I Cursillo de Comandantes y Comisarios Políticos del Ejército Popular de Corea en un ambiente en que se aumenta el entusiasmo de los cuadros militares y políticos por convertir todas sus unidades en invencibles filas de combate que obedezcan con absoluta fidelidad la dirección del PTC.

Cuando salió el Secretario General a la sede del cursillo, todos los participantes le acogieron con estruendosas aclamaciones traduciendo el sentimiento de absoluta confianza y gran emoción.

Al pronunciar la palabra de clausura, él dijo que en el presente cursillo, cita significativa que marcó nuevo hito para la modernización del EPC, todos los cuadros militares y políticos comprendieron de nuevo el propósito del Comité Central del Partido y la posición y deber de sí mismos y encontraron los acertados remedios prácticos para traer un cambio radical en el fortalecimiento de la combatividad de la unidad.

Para conducir la unidad conforme a la exigencia del Partido y la revolución, los participantes deben esforzarse con mayor entusiasmo y abnegación, subrayó y les encomendó que se empeñen por completar los preparativos de combate de la unidad teniendo presente que es muy grande la esperanza de los oficiales y soldados en sus comandantes y comisarios políticos, participantes en el presente cursillo que se efectuó por primera vez en la historia del EPC.

Recalcó una vez más que los comandantes y comisarios políticos deben materializar cabalmente las tareas combativas presentadas en el cursillo con las metas ambiciosas y ganas de trabajar para convertir sus unidades en los inexpugnables baluartes en defensa de la revolución y la patria y fortalecer más en lo político y militar sus tipos de ejército, cuerpos, divisiones, brigadas y regimientos.

Insistió en prestar atención a la formación del espíritu partidista y la autoeducación para traer un cambio radical en la ideología y espíritu, el estilo, manera y capacidad de trabajo y las cualidades morales y liberarse completamente de la concepción ideológica y del modo de trabajo carentes del espíritu revolucionario y combativo.

Por muy duras que fueran las pruebas de hoy, no habrán dificultades insuperables ni metas inalcanzables cuando los comandantes y comisarios políticos vivan y luchen con el indoblegable espíritu combativo de carácter revolucionario y la voluntad del PTC, acotó y expuso la inconmovible determinación del partido de dar firme continuidad a la gloriosa tradición de victoria depositando la fe en el EPC, invencible ejército partidista, y en los cuadros militares y políticos de todo el ejército.

El Secretario General declaró la clausura del cursillo, convencido de que todos los cuadros militares y políticos traerán avance trascendental en el incremento de la combatividad de sus unidades al trabajar con abnegación guardando en lo profundo del corazón la idea importante del partido en materia de la construcción militar y las tareas y remedios acentuados en el presente conclave.

Todos los participantes tomaron el juramento de fidelidad de materializar cabalmente el proyecto del General Insigne sobre la construcción militar y su propósito estratégico aclamando efusivamente a él quien dirigió incansablemente el presente cursillo de 4 días, les entregó las guías de acciones prácticas para el fortalecimiento de las unidades y aclaró el rumbo y remedios acertados para formarlos como competentes activistas político-militares.

Este cursillo, que se registrará con letras mayúsculas en la historia de construcción del ejército del tipo Juche, marcó hito significativo para elevar considerablemente la combatividad de todo el ejército.

Ana Teresa Delgado de Marin

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No dejes de leer x

Share via
Copy link
Powered by Social Snap