¡Derrotemos al imperialismo!, la consigna de la humanidad revolucionaria

¡Derrotemos al imperialismo!, la consigna de la humanidad revolucionaria

El 17 de octubre de 1926, cuando Corea estaba bajo la dominación militar del imperialismo japonés, el Presidente Kim Il Sung(1912-1994) emprendió la lucha revolucionaria por la libertad y la independencia del país con la fundación de la Unión para Derrotar al Imperialismo(UDI) en el noreste de China.

En su informe fundacional titulado “Derrotemos al Imperialismo” definió como la tarea inmediata expulsar al imperialismo japonés y alcanzar la liberación e independencia del país, y como el objetivo final, construir el socialismo y el comunismo en Corea y más adelante el comunismo en el mundo.

En aquel entonces Kim Il Sung tenía 14 años de edad. Sí es sorprendente que un adolescente de 10 años de edad emprendió la lucha revolucionaria para salvar el destino del país y la nación, resulta más impresionante la aparición de un gran hombre que a tan temprana edad declaró la voluntad de derrotar al imperialismo.

En aquella época el imperio japonés era una potencia militar emergente que había vencido en las guerras contra Tsing(dinastía china) y Rusia, y estaba en plena expansión. Derrocar al imperio japonés significaba vencer al poderío militar de Japón, una de las 5 potencias militares del mundo.

La fundación de la Unión para Derrotar al Imperialismo (UDI) fue un evento histórico que marcó el nuevo inicio de la lucha de Corea por la liberación de la nación y contra el imperialismo. Y a partir de entonces la revolución coreana ha emprendido su larga y sagrada lucha por la causa antimperialista con su claro objetivo y estrategia.

La revolución coreana que zarpó hace 95 años ha venido desarrollándose logrando solo victorias en el enfrentamiento con el imperialismo.

Después de la liberación del país en 1945 al cabo de 20 años de la guerra guerrilla contra el Japón, la lucha antimperialistas de los coreanos siguió contra el imperio norteamericano: En la guerra coreana (1950-1953) el ejército y el pueblo coreano hicieron morder por primera vez el polvo de derrota al imperio norteamericano que alardeaba la supremacía mundial y defendieron su soberanía y dignidad; frustraron a cada paso las incesantes provocaciones militares de Estados Unidos, entre ellas los casos de la captura del barco espia armado Pueblo, el derribo del avión espía EC-121 en 1960 y el incidente Panmunjom en 1970.

El respaldo y apoyo activo a la lucha antimperialistas y por la liberación nacional de los países del tercer mundo son otros aportes y contribuciones del Presidente Kim Il Sung. El tomó medidas para apoyar política y militarmente a los pueblos de Cuba y de Vietnam durante la crisis de Caribe y el incidente Tonkín. Tampoco se puede olvidar el apoyo material e espiritual a los países africanos como Argelia, Mozambique, Zimbabuwe y Namibia a sus luchas de liberación nacional y los países del Medio Oriente como Egipto y Siria en la lucha contra el imperialismo y el sionismo, así como sus intensas actividades e iniciativas para que el Movimiento de NOAL mantuviera fielmente su ideal de antimperialismo e independencia.

Derrotemos al imperialismo, la consigna nacida con la fundación de UDI hace 95 años, seguirá para siempre en el corazón de la humanidad progresista que aspira la independencia y el antimperialismo.

Fuente: Embajada RDP de Corea 

Ana Teresa Delgado de Marin

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No dejes de leer x

Share via
Copy link
Powered by Social Snap