Soprano venezolano lanza su primer disco con aplausos de la crítica europea

Soprano venezolano lanza su primer disco con aplausos de la crítica europea

Medios del Reino Unido, Francia y Alemania –país donde reside- describen a Samuel Mariño como el artista emergente más destacado de la ópera en Europa, llamado por muchos “el Farinelli latinoamericano”. Su primogénito “Care pupille”está inspirado en un concierto histórico con la obra de dos grandes del Barroco y el Clasicismo: Händel y Gluck, respectivamente. El álbum contiene arias que no habían sido interpretadas en 250 años y fue producido por la casa clásica alemana Orfeo. Está disponible en físico y en todas las plataformas digitales como www.amazon.com y Spotify, entre otras 

 

Berlín, mayo de 2020. Como es sabido, la etapa de confinamiento que vive el mundo impidió que se llevasen a cabo un sinfín de eventos. El público sigue adaptándose al distanciamiento social y los hacedores de cultura se reinventan a la velocidad de las plataformas digitales. Dentro de este contexto, el soprano venezolano Samuel Mariño (Caracas, 1993) lanza “Care pupille” (“Ojos queridos”, en su traducción literal del italiano), su primera producción discográfica, que ya cuenta con el visto bueno de la crítica europea, con reseñas que apuntan a ubicarlo como un posible “álbum del año” en su categoría, en este particular momento del mundo.

 

“El Festival Händel, en Halle, se habría inaugurado a finales de mayo. Pero, al igual que todos los de primavera y verano, se ha cancelado debido a la pandemia. ¡Al menos contamos con este CD! Y resulta que contiene una Corona”. Este fragmento es una aproximada traducción al español del medio alemán Klassik Favori. La periodista Sabine Weber hace alusión a “Care pupille” y bromea con la coincidencia del nombre de una de las arias incluidas en sus tracks con el término más “popular” para referirse al Covid-19. Pero habla muy en serio cuando dice que “la voz de Mariño es increíblemente ágil, con una altura impresionante (…) Incluso si las notas altas se reducen un poco, Mariño las arroja como una trompeta. Pero también tiene colores finos, un pianísimo seductor que vibra de manera ligeramente manipulada”.

 

 

A la opinión de Weber se suman la de medios como el de la revista alemana  OpernWelt, en la que ocupó el puesto número 2 como “Artista Revelación del Año”. En BBC Radio se resalta lo inusual que es escuchar en estos tiempos un soprano masculino: “una voz flexible de sonido ligero y cautivador”. Mientras que en la revista alemana Pizzicato, especializada en música clásica, se menciona que “Mariño canta en el registro de soprano con facilidad, aportando una fluidez notable. Parece feliz de cantar papeles con una tesitura alta y tiene un tono naturalmente dulce”. Muchos lo apodan “el Farinelli venezolano”; aluden que escucharlo es trasladarse el siglo XVIII y deleitarse con las destrezas vocales del célebre castrato italiano.

 

“Yo quisiera compartir mi arte con el público venezolano y latinoamericano, porque hoy en día estoy en el lugar donde estoy justamente gracias a nuestros valores y costumbres, de las cuales estoy muy orgulloso. Sobre todo porque pienso que somos seres bastante ‘barrocos’, como una perla llena de imperfecciones que nos hace más atractivos y diferentes del resto de las culturas”, comenta Samuel con la preocupación propia de quien estrena su talento en un estudio de grabación y la gracia que le caracteriza al hablar, en su particular tono de voz agudo; motivo de bullying en el pasado y de aplausos en el presente.

 

Sobre la producción del disco

“Care pupille – The London Concert, 1746” presenta las obras de dos de los compositores más influyentes del siglo XVIII, a quienes Samuel considera sus maestros: George Frideric Händel y Christoph Willibald Gluck. El álbum está basado en un concierto realizado por ambos en Festival Internacional de Händel en Halle, que tuvo lugar ese año en Haymarket, una calle en el distrito de St James’s de la ciudad de Westminster. El maestro alemán Michael Hofstetter, con más de tres décadas dirigiendo teatros de ópera y festivales de renombre, dirige para esta producción a la Orquesta del Festival Halle Händel, con instrumentos de época.

Sobre Samuel

En 2017, a sus 23 años de edad, Mariño obtuvo el Premio del Público en el concurso Neue Stimmen (Nuevas Voces), de Gütersloh, tras haber formado parte de un grupo de más de 1400 aspirantes de todas partes del mundo, un record que le permitió estar incluido en el grupo de “la nueva generación de estrellas de la ópera”. Años atrás, en su adolescencia, Samuel estaba acomplejado por su tono de voz agudo. Terminó descubriendo su vocación para el canto impulsado por su madre, la docente Carolina Blanco. Comenzó su formación en la Camerata de Caracas, bajo la dirección de Isabel Palacios. Interesado en evolucionar en el repertorio barroco siguió los consejos de su maestra, la destacada soprano venezolana Sandrah Silvio, y, en 2011, se mudó a Francia, donde fue admitido en la clase de canto de ópera del Conservatorio de París, un privilegio que le costó muchos sacrificios y que le ha traído múltiples satisfacciones.

Su agenda de conciertos en Europa está copada hasta 2023. Dependiendo del ritmo que marque el levantamiento de la cuarentena, en junio comienza los ensayos de Teseo de Händel, un espectáculo en el que cantará el rol principal, en el festival internacional Händel de Halle, la ciudad natal del compositor, el evento pautado para finales de mayo que no se llevó a cabo por las razones por todos conocidas.

Coordenadas

www.samuelmarino.com

@samuel_marinob (instagram)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ana Teresa Delgado de Marin

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No dejes de leer x

Share via
Copy link
Powered by Social Snap